rompiendo cadenas

miércoles, 13 de octubre de 2010

LOS OTROS HABITANTES , DIMENSIONES

Los científicos encuentran difícil explicar de manera satisfactoria qué conecta el Universo físico con la realidad del mundo viviente. En el intento de hacerlo se ha ido perfilando una “teoría del todo” que supone al Cosmos constituido por una unión de campos continuos y fuerzas que comprenden información a la vez que energía. Y ahí entrarían los fantasmas…
Los hindúes llaman a ese todo “Crónica Akasha”, un termino sánscrito que expresa una memoria cósmica donde parecen fijarse todos los acontecimientos del Universo como en un gigantesco disco duro. Una hipótesis que algunos estudiosos de la física nuclear como William Croques y científicos de la talla de los premios Nobel Sir Oliver Lodge, Charles Richet y Henry Bergson, estimaron en su día como genuina.


En este sentido fueron muy interesantes los estudios llevados a cabo por investigadores psíquicos de la antigua Unión Soviética, como el Dr. Raikov, quien mediante un trance hipnótico inducido en la persona de Alla Tester, logró “trasladarla” a la Rusia de 1902 y sugestionarla una nueva personalidad, la de la pintora Ilya Repin. Esta chica de 18 años, que anteriormente no había demostrado ninguna habilidad artística, llegó incluso a asumir el estilo inconfundible de la artista desaparecida.


Científicos de la altura intelectual de Roger Penrose, defienden que si bien las señales neuronales pueden comportarse como sucesos explicables en términos de la física clásica, las conexiones entre las neuronas están controladas a un nivel más profundo, mediante un campo mecánico-cuántico que los humanos experimentamos como “consciencia”. Es decir, nuestra neuronas podrían ­apagarse y encenderse como conmutadores integrados en un sistema computacional ­general.


¿Podemos interaccionar?


Al estudiar los usos y costumbres de multitud de pueblos indígenas, éstos hacen gala de fenómenos que desconciertan a pólogos y etnólogos, como por ejemplo comunicarse en la distancia o servirse de los sueños para localizar puntas de flechas extraviadas en la espesura de la selva.

A tal respecto, los investigadores del Instituto de Metapsíquica Internacional de Paris, opinan que nuestras capacidades psi pueden atender antes a un atavismo que a una evolución; es decir, podrían haber formado parte de nuestro sistema primitivo. Esto parece constatarse en esa suerte de facultades observadas en los pueblos apenas contactados, ya que si para ellos los sueños siempre han significado una herramienta útil, lejos de convertirse en una facultad dormida, como en el hombre moderno, lo normal es que estuviesen plenamente vigentes.


Por otra parte, matemáticos como Adrian Dobs hablan de “psitrones, portadores de una suerte de información indiferente al espacio-tiempo, y teorizan sobre la capacidad de que esas partículas interactúen con las neuronas del cerebro, sin que medie ningún órgano sensorial. ¿Podrían de igual modo “proyectarse” en nuestra realidad cotidiana informaciones procedentes de otros universos o dimensiones incluso desconocidas por lo científicos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

chat mensajes de gaya

OVNIS , DESTINO FINAL